Benalmádena

Costa del Sol

R-1 Sendero Arroyo de los muertos

INICIO

Paso inferior de la autovía A-7, al norte de Arroyo de la Miel. Carretera del cementerio (175 m).

FINAL

Posibilidad de dos itinerarios, a la Ermita, en la ladera este del Cerro Calamorro (550 m); a la cima del Calamorro (772 m).

RECORRIDO

Aproximadamente 5 Km. hasta la cima del Calamorro, y 2,3 Km. hasta la Ermita desde el cruce de caminos.

CERRO CALAMORRO

DESCRIPCIÓN

La ruta se inicia desde la carretera que rodea el núcleo urbano de Arroyo de la Miel, por su extremo norte, a la altura de la carretera del cementerio. Tras recorrer unos 700 m y dejar a la izquierda el cementerio y la entrada a una antigua cantera, llegamos a un cruce de caminos. Tomamos la carretera asfaltada que encontramos a la derecha. Por esta carretera dejamos a nuestra izquierda una zona urbanizada, adentrándonos en un paisaje vegetal de pino carrasco sobre un terreno de color marrón constituido por depósitos de gravas y arenas, y también depósitos aluviales.

 A algo más de 2 Km. desde el comienzo de la ruta, aparece, a la izquierda, el sendero que asciende al Calamorro. En su primer tramo el camino supera un fuerte desnivel hasta el Puerto de las Ovejas, primeramente siguiendo el cauce del arroyo, y posteriormente por la ladera este del Calamorro. Atraviesa un terreno pedregoso cubierto por el espartal que ocupa la mayor parte de las laderas, con excepción de las cañadas donde la vegetación se hace más abundante con la incorporación de arbustos del romeral y algunos ejemplares de pinos.

 Ya cerca del Puerto de las Ovejas, se puede reconocer retazos del coscojar sobre la ladera norte del Calamorro, que aparece salpicado de pequeños rodales de encinas con porte arbustivo. Desde aquí, el camino continúa hacia Puerto Viejo atravesando un bosquete de pinos. Al encontrarse este puerto en la divisoria de agua de la sierra, se tiene una buena vista panorámica hacia el Valle del Guadalhorce, así como hacia las canteras de Alhaurín de la Torre.

 El último tramo asciende zigzagueando por la ladera Oeste del Calamorro, por un terreno pedregoso donde la roca disgregada forma un arenal que se extiende a todo lo largo del camino, hasta llegar a las instalaciones del teleférico. Desde aquí parten varios senderos hacia distintos miradores situados estratégicamente en la cima y alrededores del Calamorro.

 La cumbre del Calamorro ofrece una magnífica vista panorámica de la totalidad del término municipal de Benalmádena y de las poblaciones contiguas, así como de los Montes de Málaga, al Este; el Valle del Guadalhorce y el arco montañoso formado por los montes de la Cordillera Antequerana, al Norte; la Serranía de Ronda y el Peñón de Gibraltar, al Oeste; el mar Mediterráneo y la Costa de Marruecos, al Sur.

 En cuanto a la vegetación, se puede reconocer un coscojar degradado, salpicado con algunos ejemplares de pinos y pequeñas encinas en número muy reducido. Coscoja, enebro, aulaga, romero y lentisco son las especies más sobresalientes del paisaje vegetal de la zona alta, mientras que la espartera lo es del tramo inferior por donde discurre la mayor parte del itinerario.

LA ERMITA

DESCRIPCIÓN

La ruta comienza en el mismo punto que la del Cerro Calamorro. 

 Tras recorrer unos 700 m y dejar a la izquierda el cementerio y la entrada a una antigua cantera, llegamos a un cruce de caminos. En este punto avanzamos hasta la calle Ágave de la urbanización que encontramos, giramos a la derecha y no la dejamos hasta que encontramos una salida entre tapias de viviendas, en la que encontramos un cartel de información de los senderos.

 El sendero discurre por un terreno rocoso, calizo y más o menos inclinado en dirección noroeste hacia un camino transversal situado a media ladera del Calamorro, que se observa desde la totalidad del recorrido.

 Este último camino recorre transversalmente la ladera Sur y Este del Calamorro, a una altura media de 500 m, uniendo entre sí los dos itinerarios de la Ruta 1 con la Ruta 2. 

 Antes de llegar al camino transversal encontraremos La Ermita, explanada denominado así por hallarse en ella una imagen dentro de una pequeña oquedad de un montículo.

 Desde la Ermita, donde una zona estancial permite recuperar fuerzas, podemos acceder hasta la Cueva del Toro, una de las cavidades existentes en el municipio, y que posee un gran interés arqueológico por las pinturas halladas en ella. Estas pinturas tienen como tema central un bóvido acéfalo junto a una serie de signos repartidos por toda la cueva, que han sido datadas en los últimos momentos del Solutrense Inferior (hace unos 20.000 años).

 La cavidad se abre a unos 500 m de altitud, es de reducidas dimensiones, y se desarrolla en tres pequeñas salas escalonadas que se comunican entre sí por pasos estrechos; su morfología está determinada por la disposición de los estratos calizos y la fracturación existente.

Actualmente, la entrada se encuentra cerrada y no es posible el acceso a su interior.
 

Leer más

Cookies

Visita la webcam
Visita su web oficial
Escríbeles